Formación

En estos programas orientados a Emprendedores es preciso lo siguiente:

  1. Inspirar: Sugerir ideas creadoras que los pongan en marcha y mostrar modelos cercanos que les inviten a reflexionar el “y porque no”.
  2. Motivar: Animarles y ayudarles a ver oportunidades donde otros sólo ven problemas. Invitarles a actuar de forma optimista y proactiva remarcando que todo es una cuestión de actitud.
  3. Interrelacionar: Establecer espacios para crear sinergias y posibilitar la cooperación. Lugares para compartir inquietudes y problemas.
  4. Gestionar el fracaso: Hablar sin tapujos del fracaso como un paso más en el aprendizaje, analizando tanto los errores de empresas exitosas como de aquellas que nunca lo fueron.
  5. La gestión de uno mismo: Cómo va afectar el proyecto a mi ciclo vital.
  6. Del valor de las ideas a poner las ideas en valor y los aspectos claves a la hora de construir y estructurar un modelo de negocio.
  7. Implicar y comprometer: Desde la empresa como fuente generadora de empleo y riqueza para el entorno hasta el punto romántico de ganas de cambiar el mundo.
  8. Es clave el antes y después. Antes para preparar y encauzar, después para tutelar y acompañar.
  9. Y por supuesto todo con una metodología “Learning by doing” (aprender – haciendo) que sumerja a los asistentes en una “atmósfera emprendedora” lo más real posible, mediante casos, supuestos, juegos, visitas…