Oh capitan, mi capitan – Dirección de personas

Para ser leído al comienzo de las reuniones del club de los poetas muertos: fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida. Dejar de lado todo lo que no fuera vida para no descubrir en el momento de la muerte que no había vivido.

(J. Keating)

El club de los poetas muertos es una película norteamericana, dirigida por Peter Weir y protagonizada por Robin Williams.  El largometraje narra el encuentro de un profesor de literatura, John Keating, con un grupo de estudiantes en el colegio Welton. Una prestigiosa y conservadora academia de los EEUU, cuyos valores se fundamentan en cuatro conceptos: “Tradición, Honor, Disciplina y Excelencia”.

A través de la poesía el profesor se interna en un modelo educativo basado en la participación, en el que se proporcionan al alumno las herramientas necesarias para pensar por si mismo e iniciar la búsqueda de su propio camino.

Indudablemente la película tiene muchas aplicaciones al mundo de la docencia, más allá de centrarse en lo anecdótico. Multitud de enseñanzas didácticas que se deberían implementar en la formación. Pero en estas líneas prefiero centrarme en su adaptación a la dirección de personas.

Soy consciente de que la visión está alejada, en ocasiones, de lo que está sucediendo en muchas empresas en la actualidad, en las que las urgencias promueven estilos de dirección autoritarios. Aunque estoy convencido de que esta forma de actuar jerárquica y autoritaria, que vuelve a centrarse en el cortoplacismo, sigue sin optimizar al máximo las capacidades y habilidades de las personas que forman la compañía.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=PZ92O8z8NCU&hl=es&fs=1&rel=0]

DIRECCIÓN DE PERSONAS

Como en la película y utilizando una frase de Lee Iacocca, dirigir no es nada más que motivar a las personas en una misma dirección.

Frente a las empresas fundamentadas en la tradición, la disciplina y la excelencia deben surgir empresas sustentadas en la creatividad, la participación y la mejora continua que se adapten a los cambios del entorno.

Empresas que requieren estilos de dirección consultivos en los que el gestor, manteniendo su posición directiva en todas sus manifestaciones, consulta de forma periódica a sus colaboradores antes de tomar decisiones. Una vez fijados los objetivos, deja hacer y supervisa en función de los resultados, suministra información, escucha, es sociable, accesible  y se halla muy centrado en las personas en quienes confía.

DECÁLOGO PARA LA DIRECCIÓN

A continuación extraigo 10 recetas esenciales, extraídas de la película,  para dirigir equipos de trabajo:

  1. LIDERAZGO: La figura del líder que marca el camino y establece el entorno adecuado para que se desarrollen las capacidades de sus colaboradores. Un jefe al que el poder se lo otorgan sus colaboradores y no la organización.
  2. CARPE DIEM: Posibilitar continúas situaciones que permitan disfrutar del momento. El hecho de crear un clima laboral agradable que fomente la interrelación y la creación de sinergias entre los miembros del equipo de trabajo.
  3. MOTIVACIÓN: Motivación continúa y confianza reciproca entre los miembros del equipo.
  4. COMUNICACIÓN: Comunicación fluida y trasparente como elemento esencial de funcionamiento.
  5. PENSAR POR SI MISMOS: Dirección creativa y participativa en la que se busca personas que piensan y reflexionan acerca de las situaciones que se producen en el interior de la compañía, encontrando de esta manera mejoras y soluciones a los problemas que se plantean en la empresa.
  6. OBSERVAR DESDE DISTINTOS PUNTOS DE VISTA: Diversidad y cambio continúo de la perspectiva. Modificar los puntos de vista para resolver los problemas y adaptarse al entorno.
  7. DIVERSIDAD Y VARIEDAD: Gestión de las inteligencias conflictivas, opiniones y modos de pensar diferentes que permitan aumentar el “know how” (conocimiento) global fomentando la innovación y la diferenciación.
  8. SUEÑOS POR CONSEGUIR: Establecimiento de prioridades y objetivos cuantificables que faciliten medir los progresos realizados.
  9. SUPERAR LA ADVERSIDAD: Ser conscientes de que, como sucede en la actualidad,  los malos tiempos llegarán y debemos estar preparados para ello. Con estilos de dirección como el comentado aumenta el compromiso del grupo y las posibilidades de superar tiempos convulsos.
  10. COMPROMISO: Trabajadores comprometidos y orgullosos de pertenecer al equipo. Que están dispuestos a realizar sacrificios en épocas difíciles. OH CAPITAN MI CAPITAN.

EN DEFINITIVA…

·         Los estudios hablan de que trabajadores contentos y comprometidos  proporcionan Clientes satisfechos y fieles.

·         En tiempos difíciles determinadas formas de dirigir posibilitan la realización de  sacrificios mayores en pos del beneficio común.

·         Las empresas las componen personas y son estas personas las que las hacen crecer o desaparecer. Por lo que de nuestra capacidad para gestionarlas dependerá el éxito o el fracaso del negocio.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*