Tácticas de distribución en función del objetivo estratégico

1.  TÁCTICAS: CONVERTIR y ATRAER

Recordemos que en las tácticas de Convertir y Atraer (véase la Herramienta: La fórmula CARA, en esta misma sección) la función de la distribución es la de poner en contacto a los consumidores de otros productos (de los competidores o de otros mercados o segmentos) con la empresa y sus ofertas.

A este respecto, y antes de tomar una decisión, es conveniente que los responsables de la empresa se planteen y respondan a cuatro grupos de interrogantes:

 

1

¿A qué consumidores, usuarios o clientes específicos debemos llegar?

¿Cuáles son los canales disponibles para lograrlo?

¿Hemos evaluado, realmente y a fondo, todos los canales posibles de utilizar?

 

2

¿Qué está haciendo la competencia?

¿Qué están haciendo las empresas que operan en los mercados o segmentos que queremos atraer?

¿Les está dando resultados?

¿Podemos hacer lo mismo?

 

3

¿Qué hacen las empresas que venden otras categorías de productos diferentes a los nuestros?

¿Les está dando resultado?

¿Podemos adaptarlo a nuestra área de actividad?

 

4

¿Podemos adoptar una actitud innovadora y pionera y desarrollar y explotar canales o métodos de distribución que sean nuevos en nuestro sector?

¿No será que nos estamos «encerrando» en la rutina y mantenemos una actitud en exceso conservadora?

¿Qué nos costaría ser innovadores y pioneros? ¿Cuáles riesgos implica? ¿Qué podemos ganar?

Para implantar las tácticas de Convertir y Atraer, en el área de la distribución las empresas disponen de múltiples opciones:

1

Identificar y explotar nuevos canales de distribución.

2

Identificar y explotar nuevos sistemas de venta.

3

Pasar de una distribución exclusiva o selectiva a una distribución masiva.

4

Ampliar la distribución incorporando nuevos puntos de venta dentro de los canales tradicionales.

5

Aumentar la «visibilidad» del producto mediante promociones y/o acciones de merchandising en los intermediarios.

6

Regularizar y/o potenciar el suministro a determinadas áreas del mercado.

7

Variar la red de distribución en función de los cambios que se produzcan en las estructuras del mercado.

8

Agregar comerciales o vendedores con el fin de elevar los índices de repetición de visita.

9

Elevar la eficacia del personal de ventas mediante programas de formación.

10

Realizar programas de incentivos para los vendedores.

Y similares.

2. TÁCTICAS: RETENER y AUMENTAR

 

En el área de la distribución, las tácticas se dirigen a los intermediarios que integran el o los canales utilizados por la empresa. Para estos fines, las empresas disponen de una amplia gama de actividades de las que, en el cuadro siguiente, mostramos algunos ejemplos (en una lista que no pretende ser exhaustiva) y que hemos agrupado en función del cumplimiento de los cinco criterios clave: confianza, lealtad, facilidad, repetición y satisfacción.

A

ELEVAR LOS NIVELES DE CONFIANZA

1

Ampliar las garantías.

2

Aumentar los inventarios de repuestos.

3

Mejorar los servicios pre-venta; por ejemplo, establecer programas de asesoría, participación conjunta en proyectos, investigaciones, estudios, durante el proceso de venta.

4

Mejorar los servicios durante la compra: instalación, puesta en marcha, formación de los clientes, etcétera.

5

Mejorar los servicios postventa: reparaciones, repuestos, mantenimiento, solución de problemas operativos, etcétera.

6

Implantar procedimientos para acortar el tiempo de las reparaciones.

7

Establecer unidades de servicio más cerca de los clientes o, incluso, en las instalaciones de los clientes más importantes.

8

Elaborar manuales que sean fáciles de leer, entender y utilizar.

9

Y similares.

B

CONSOLIDAR LA LEALTAD

1

Ofrecer planes de ventas anticipadas (por ejemplo, hacer pedidos en verano, a precios especiales, de productos que son utilizados en invierno, para ser entregados y cobrados a fines del otoño.

2

Premiar sorpresivamente la lealtad de los clientes.

3

Convertir el catálogo en una revista que eleve el interés por su lectura y cree un vínculo más permanente entre la empresa y el mercado.

4

Establecer condiciones especiales para contratos en firme por períodos más o menos amplios.

5

Implantar programas específicos dirigidos a elevar los niveles de fidelización (por ejemplo, crear una comunidad de consumidores en Internet).

6

Iniciar programas para la reactivación de ex-clientes.

7

Y similares.

C

FACILITAR LA COMPRA

1

Incentivar la compra de cantidades mayores ofreciendo, por ejemplo, descuentos escalonados.

2

Ofrecer mecanismos o condiciones especiales para el pago de las compras.

3

Instalar un teléfono para llamadas a cobro revertido (código 900) para recibir los pedidos.

4

Ofrecer descuentos estacionales para aumentar las compras en períodos cíclicos bajos.

5

Incentivar a los mayoristas para que realicen entregas más rápidas a los minoristas.

6

Mejorar los servicios pre-venta; por ejemplo, establecer programas de asesoría, participación conjunta en proyectos, investigaciones, estudios, durante el proceso de venta.

7

Y similares.

D

INCENTIVAR LA REPETICIÓN

1

Crear «clubes» con privilegios especiales para los clientes más constantes y fieles.

2

Otorgar descuentos acumulados durante un período de tiempo (rappels).

3

Establecer descuentos en función de la antigüedad de los clientes.

4

Concursos entre los intermediarios: por compras repetidas, por rotación de los inventarios, etcétera.

5

Acciones de «ventas cruzadas», «ventas sustitutivas», «ventas complementarias».

6

Y similares.

E

ELEVAR LOS NIVELES DE SATISFACCION

1

Crear mecanismos para hacer más ágil y segura la entrega.

2

Establecer sistemas y mecanismos de supervisión para controlar la calidad del servicio que se da a los clientes finales.

3

Establecer mecanismos que garanticen la entrega en perfecto estado de los productos.

4

Y similares.

Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*